liens evitement

Réduire le texte Agrandir le texte Imprimer la page
Réduire

Los bordes del río Tarn

Cité épiscopale d’Albi

El Tarn atraviesa todo el territorio albigense. Sus riberas verdes, inundadas regularmente, mantienen un aspecto “silvestre” que contribuye a su encanto y lo convierten en un espacio natural donde se desarrollan armoniosamente especies vegetales endémicas y se favorece el equilibrio de la fauna.

Los árboles (alisos, fresnos, arces) se adaptan a los desbordes del río; aquí la balsamina silvestre y la ortiga reciben mariposas, la zarza cubre algunos taludes y permite recoger moras; las cañas conviven con los cornejos, los saúcos, la alheña y los viburnos.

Varios senderos peatonales llevan a los caminantes hasta los pies del palacio de la Berbie. Las orillas han sido agradablemente acondicionadas y ofrecen un notable panorama sobre el Puente Viejo, los molinos de la comarca y una vista inesperada del palacio de la Berbie.

En período estival, es el punto de partida para paseos en gabarras - barcas de fondo plano que navegan el Tarn - y que permiten apreciar Albi desde un ángulo original.


Menu | Haut de page


Descubrir